Archivo de la etiqueta: familia

Herencia de cabellos blancos

El tiempo ha pasado, lo supe hace poco cuando descubrí que unas cuantas canas han ocupado sin previo aviso un espacio muy cerca de mi frente en el lado derecho de la cara. Una agradabilísima aparición, porque esas canas no son solo el recordatorio del reloj biológico, sino la marca genética de mi madre. Y sí, porque esa vieja, mi vieja como le digo con todo el cariño del mundo, tiene justo en ese mismo sitio un montón de blancas canas, iguales a las de mi tíos Nancy y Ñiquito, iguales a las que tenía mi abuela Tita.

Yo que soy la menos González de toda la familia, al menos fisonómicamente, porque saqué los rizos y el color de la piel de mi padre, y libras y centímetros de estatura de menos, y menos años que todos los primos del familión, ya tengo algunas de las canas que un día formarán el moño blanco de los González.

¿Qué diría tu abuela si te viera? dijo mi padre, porque ya ni mi Tita, ni Mipa, están físicamente desde hace algunos años junto a nosotros . Imagino que su mirada tendría el mismo brillo orgulloso que veo en los ojos de mi madre cada vez que contempla esas canas suyas sembradas en mí.


“Adelante” otra vez me abrió las puertas…

th“Adelante” otra vez me abrió las puertas, como lo hizo antes en las prácticas de la universidad, o en los tiempos de tesis y tablas de análisis de sus contenidos. “Adela” siempre ha sido tambien mi casa, porque allí, digo, !aquí!, está tambien parte de mi familia y amigos y mis inicios en esta carrera periodísticas. Hoy es 21 de noviembre y volví a entrar en esta redacción pero no de visitante, sino, contrato mediante y cuenta en internet y acceso Alfresco, como trabajadora. Junto a mi y para ser bien justa, traigo además 2 años intensos de oficio radial, de largas coberturas, de mucho hacer y disfrutar mi Radio Cadena Agramonte. Hoy es un nuevo comienzo. o retorno a los inicios, ya ni sé. A partir de ahora ya mis haceres no serán sonoros y efímeros sino entintados y perdurables. Ya lo saben mis amigos, “Adelante” me abrió sus puertas, ya firmé el contrato, estoy de reestreno.

 


Añoranza de blogueros …

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Como siempre llego un poco tarde con mis letras, responsables la pereza contraproducente de una profesión que se alimenta de ellas, y esa difícil circunstancia que al regresar de viaje mi viejita siempre me espera cargando con más peso en su columna y piernas los dolores de la vida. Y entonces tengo que detener por un instante el mundo y desdoblarme en las labores hogareñas.

Pero aunque tarde aquí están mis sentimientos convertidos en letras, en añoranzas por cada uno de los amigos, ¿que digo?, la familia que encontré  en el centro Martin Luhter King durante el encuentro de blogueros.

A los ausentes no les puedo pedir que entiendan la magia y la mística (de Rodo) que nos atrapo durante esos días. Ahora los míos de esta parte del mundo me preguntan de mis peripecias en La Habana, y yo tengo que hacer una pausa y decirle, estuve en el CMLK, solo vi el parque que está al frete pero no necesité mas para sentirme plena, feliz, satisfecha.

Guardo cada momento con especial recelo, porque allí encuentro las fuerzas para aguantar hasta el próximo encuentro, que, por cierto, no veo la hora de que llegue. Sería imposible olvidar el aguacero inaugural, con el TACHI TACHI TACHI y el licor de quien sabe dónde (bueno Istvan sabes), las noches de tertulias con sus más variados temas, el aroma del café, la guitarra del Rafa, el de pie del Koka, la noche de la luna llena y las velas encendidas y las estrellas en la espalda y las confesiones de los amigos, siento que ese fue el punto donde todo dejo de ser lógico, convencional, donde nos consolidamos en la Blogosfera Cuba.

Quien puede entender que allí hablamos de todo, de los amores de universidad, el desarraigo, la migración,  hasta de ese amor infinito y admiración que sentimos por el Guevara nuestro. Tampoco podré olvidar el mameyazo, y los encuentros especiales con (René, Willy Toledo, Edmundo García, Raúl Suárez, Alarcón, José Pertierra, Elaine, Rosa Miriam …) que se suscitaron uno detrás de otro y en tiempo record.

Fue bueno sentir que somos muchos y no pocos, los que queremos y hacemos por la Cuba nuestra, perfectible pero única en el mundo.

Cuando el domingo nos dio el ultimátum y la despedida fue inminente, guardé la profundidad de cada abrazo y  respiré profundo, para traerme al Camagüey en olores y colores las esencias de algunos de los mejores días de mi vida.

Cuando monté en el carro, sentí que me dolía la despedida y desde entonces ya los extraño.


Con tizas sobre el asfalto …

Fue en una jornada de sábado. Niños camagüeyanos se juntaron en la céntrica plaza de los trabajadores de esta ciudad para plasmar con tizas sobre el asfalto su deseo de que René, Ramón, Gerardo, Fernando y Antonio vuelvan a casa con su familia.

En el mismo corazón de Camagüey está la Plaza de los Trabajadores

En el mismo corazón de Camagüey está la Plaza de los Trabajadores

Los niños son los que saben querer

Los niños son los que saben querer

Cuba que linda es...

Cuba que linda es…


Ella es…

Conozco a una mujer clara, irreverente, inteligente, tenaz, solidaria, lozana, alegre, emprendedora, una mujer que ama las puestas de sol en las lomas orientales y el amanecer en el malecón habanero. De las aves prefiere el tomeguín, el zunzuncito y el tocororo.

En su casita, hecha de tablas de palmas, cuela cada mañana un buen café y prepara exquisitos tamales, congrí, yuca, tostones y masa de puerco frita. En las noches escucha cantar la guitarra recostada a un taburete, pero de vez en cuando recoge su falda para bailar una rumba o un casino.

Sus vestidos son casi siempre tricolores, menos en los días tristes donde recuerda a los hijos que hoy no están a su lado y se viste de negro, pone entonces sobre su hombro una estrella solitaria. Ella no olvida.

Madre es sobre todas las cosas, protectora  pero no consentidora. Ha enseñado a su prole el valor de ser hombres y mujeres honrados, emprendedores de su propio camino. Les inculcó el amor y la entrega desinteresada a quien lo necesita, y también a no olvidar, a no doblegarse frente a nadie. Piensa que los problemas  de familia se solucionan en casa sin intervención de terceros.

Ella es CUBA, mujer con forma de caimán que está siempre vigilante en el mar Caribe. Nuestra Cuba madre y mujer guerrera.


Ya tengo la llave…

Así es, ya tengo la llave, no la del Cerro como me dijo María, ni la de “tu corazón” como dice la canción, pero ya tengo la llave.

Tremendísima responsabilidad la mía, aunque no lo crean en los 2… añitos que tengo, nunca he tenido llave de mi casa.

Hoy en la mañana pusieron las llaves en mis manos y dijeron: aquí tienes la lleve de la puerta y aquí para que saques la del candado.

Tremenda sorpresa.

Frente a mi, sin preguntar nada, entregándome el pequeño objeto no estaba ni mami,  ni papi, estaba Carmiña, que en una prueba de confianza de esas que no te esperas me entregó la llave de su casa, para que parquee mi “auto” y me ahorre el “costoso precio del parqueo”.

Gracias a mi hermana Carmiña y a mi Rebe (la jefa de núcleo) por la confianza.


La lista de mis grandes amores…

Nota/ La nota aclaratoria casi siempre se escribe al fina, pero esta es una excepción. Este post quería publicarlo el 14 de febrero, lo que justifica el título, pero ni el tiempo ni la conexión me dejaron…pero como no soy de esas que anda por la vida dándose por vencida… de todas formas lo comparto.

Tengo que reconocer que no soy buena en la elaboración de listas, de hecho sé que siempre me faltan elementos aunque sean importantes e incluso imprescindibles.

Por lo tanto es necesario aclarar que no están organizados por nivel de prioridad pues todos tienen su lugar uno justo al lado del otro y no debajo. Es solo una cuestión de diseño.

Amo…………:

 

Definitivamente, me declaro una persona con mucha fortuna en la vida pues tengo la suerte de amar y ser amada…

Esta es una ocasión especial para demostrar tu amor, inténtalo…