Archivo de la etiqueta: años

Herencia de cabellos blancos

El tiempo ha pasado, lo supe hace poco cuando descubrí que unas cuantas canas han ocupado sin previo aviso un espacio muy cerca de mi frente en el lado derecho de la cara. Una agradabilísima aparición, porque esas canas no son solo el recordatorio del reloj biológico, sino la marca genética de mi madre. Y sí, porque esa vieja, mi vieja como le digo con todo el cariño del mundo, tiene justo en ese mismo sitio un montón de blancas canas, iguales a las de mi tíos Nancy y Ñiquito, iguales a las que tenía mi abuela Tita.

Yo que soy la menos González de toda la familia, al menos fisonómicamente, porque saqué los rizos y el color de la piel de mi padre, y libras y centímetros de estatura de menos, y menos años que todos los primos del familión, ya tengo algunas de las canas que un día formarán el moño blanco de los González.

¿Qué diría tu abuela si te viera? dijo mi padre, porque ya ni mi Tita, ni Mipa, están físicamente desde hace algunos años junto a nosotros . Imagino que su mirada tendría el mismo brillo orgulloso que veo en los ojos de mi madre cada vez que contempla esas canas suyas sembradas en mí.


Mi FEU, la universidad…

 con la FEU subi al Turquino

con la FEU subi al Turquino

Hace apenas 5 meses que terminé la universidad. Este es el primer aniversario de la FEU, la Federación Estudiantil Universitaria, en que no estoy oficialmente en sus filas. Digo oficialmente, porque de la FEU sé que nunca dejaré de ser miembro.

En víspera de este aniversario, el 89, reviso las fotos de diferentes momentos a lo largo de 5 años. Allí están mis amigas, otros a los cuales posiblemente nunca volverá a ver, las instantáneas de los festivales culturales, los carnavales, los juegos deportivos, los interminables consejos, los viajes a otras provincias, los ciclones y  las fiestas.

Los protagonistas de estas aventuras, casi todos están graduados ya, pero sé que al igual que yo recuerdan con muchísimo cariño esa etapa de nuestra vida.

La FEU hizo diferentes e intensos mis años de universidad, me forjó el alma y el espíritu. Con la bandera de la FEU subí el Pico Turquino, el punto más alto de mi isla de Cuba y también aprendí de las responsabilidades que tiene nuestra generación y las más jóvenes con la continuidad de esta obra social.

Siempre escuché que era traumática la experiencia de trabajadora luego de la universidad, y hoy se que no es tan así. Si les digo la verdad me he adaptado bastante bien pero sigo extrañando a mi FEU y a la universidad.

Como Fidel en la universidad me hice más revolucionaria.

Aquí va un poco de historia…

Continuar leyendo