Archivo de la categoría: Vida

Estamos de cumple

Pantallazo

Así salió Ala y Raíz al ciberespacio el 29 de noviembre del 2011. Apenas hacía tres meses que me había graduado en la Universidad de Camagüey Ignacio Agramonte y trabajaba entonces en Radio Florida, a unos 40 kilómetros de distancia de casa.

El embullo por el blog tengo que reconocer que se lo debo completamente a la Mariposa Cubana, ya que como revoloteaba muy cerca de mi, me dieron ganas de seguirle.

Las manos de Carmiña fueron las encargadas de darle forma a mi ala, de punta a pies, porque yo lo único que sabía de blog era que quería hacérmelo.

Así nació mi bitácora, mi cómplice, mi mesiario (en vez de diario), mi otro espacio. La que me sirvió de excusa para unirme a la Guerrilla de blogueros, a ese grupo con el que dos veces al año nos hacemos al camino para conocer y contar Cuba.

Tres años hummmmm, es ya un tiempito. Ahorita hasta aprendemos a caminar

th


Una flor para Martí y una sonrisa

bougainvillea

Sé que hace mucho no escribía, exactamente desde el 4 de enero. La vida a veces me lleva demasiado rápido compartiéndome en tantas partes para alcanzar a ser hija, periodista, novia y esas otras tantas responsabilidades que andan rondando por allí. Solo por eso no escribo con más frecuencia, no porque no tenga cosas que contar o decir.

Ahora estoy de vuelta. Tal vez este post, para poder clasificar en la agenda de sus homólogos, debería hablar de la economía cubana, de los desabastecimientos, de la dualidad monetaria en la isla, del periodismo actual, o de tantos y otras conflictos y realidades que se viven a diario.

Pero no lo haré, porque a estas letras las inspira esa nueva sensación y experiencia de ser madre. Y ahora es cuando tengo que aclarar rápido para que no hayan mal entendidos. Aun no estoy en estado, y mucho menos di a luz. Sin embargo desde hace 5 días mi beba Masiel, mi sobrinita de 3 años y medio, está bajo mi responsabilidad porque mi hermana salió a cumplir misión a la República Bolivariana de Venezuela.

Desde el mismo jueves 8 comenzaron a cambiar mis prioridades, mis horarios, mis rutinas, ahora todo es diferente.

Bueno… a lo que iba… Masieli es una niña inteligente, cariñosa que cada día me sorprende con nuevas cosas, las que no puedo dejar de compartir con ustedes.

Todos los días la llevo al círculo infantil por la mañana, pero hoy la vino a buscar su papá y ella no quería irse con él. Yo, para salvar la situación, busqué en el jardín de la vecina de al lado de mi casa dos flores, que conozco como bougainvillea, y le dije:

  • Mira bebé llévale una a la maestra y la otra pónsela al busto de Martí.

Ella sonrió, me dio un beso y le dijo a su papá:

– Vamos rápido que llevo una flor para Martí.


Necesito una cinta amarilla… ¿me ayudas?

CintaAmarilla1

Necesito una o cien cintas amarillas…las que pueda encontrar. Ya busqué pero no tengo y las preciso con urgencia. Una la anudaré en mi pelo, otra para un lazo en cuello, también para atar en mi cintura, adornar la fachada de mi casa, el jardín y hasta los árboles de la avenida, ahh… además para regalar a las personas que quiero.

Urjo de cintas amarillas, porque este 12 de septiembre mi país se pintará del color del sol y yo no quiero ser la excepción ¿Me ayudas?

Con mis cintas quiero que todos sepan que también esta cubana exige justicia para Ramón, Fernando, Gerardo y Antonio y que espero que vuelvan pronto a casa con su familia.

Desde hoy colgaré un anuncio en mi pecho que diga “Se buscan cintas amarillas” y debajo con letras grandes OBAMA GIVE ME FIVE.

Necesito una cinta amarilla… ¿me ayudas?


Añoranza de blogueros …

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Como siempre llego un poco tarde con mis letras, responsables la pereza contraproducente de una profesión que se alimenta de ellas, y esa difícil circunstancia que al regresar de viaje mi viejita siempre me espera cargando con más peso en su columna y piernas los dolores de la vida. Y entonces tengo que detener por un instante el mundo y desdoblarme en las labores hogareñas.

Pero aunque tarde aquí están mis sentimientos convertidos en letras, en añoranzas por cada uno de los amigos, ¿que digo?, la familia que encontré  en el centro Martin Luhter King durante el encuentro de blogueros.

A los ausentes no les puedo pedir que entiendan la magia y la mística (de Rodo) que nos atrapo durante esos días. Ahora los míos de esta parte del mundo me preguntan de mis peripecias en La Habana, y yo tengo que hacer una pausa y decirle, estuve en el CMLK, solo vi el parque que está al frete pero no necesité mas para sentirme plena, feliz, satisfecha.

Guardo cada momento con especial recelo, porque allí encuentro las fuerzas para aguantar hasta el próximo encuentro, que, por cierto, no veo la hora de que llegue. Sería imposible olvidar el aguacero inaugural, con el TACHI TACHI TACHI y el licor de quien sabe dónde (bueno Istvan sabes), las noches de tertulias con sus más variados temas, el aroma del café, la guitarra del Rafa, el de pie del Koka, la noche de la luna llena y las velas encendidas y las estrellas en la espalda y las confesiones de los amigos, siento que ese fue el punto donde todo dejo de ser lógico, convencional, donde nos consolidamos en la Blogosfera Cuba.

Quien puede entender que allí hablamos de todo, de los amores de universidad, el desarraigo, la migración,  hasta de ese amor infinito y admiración que sentimos por el Guevara nuestro. Tampoco podré olvidar el mameyazo, y los encuentros especiales con (René, Willy Toledo, Edmundo García, Raúl Suárez, Alarcón, José Pertierra, Elaine, Rosa Miriam …) que se suscitaron uno detrás de otro y en tiempo record.

Fue bueno sentir que somos muchos y no pocos, los que queremos y hacemos por la Cuba nuestra, perfectible pero única en el mundo.

Cuando el domingo nos dio el ultimátum y la despedida fue inminente, guardé la profundidad de cada abrazo y  respiré profundo, para traerme al Camagüey en olores y colores las esencias de algunos de los mejores días de mi vida.

Cuando monté en el carro, sentí que me dolía la despedida y desde entonces ya los extraño.


Korimakao: su brújula.

DSC04300Al sur de la provincia Matanzas, se encuentra la Ciénaga de Zapata, unos cinco mil kilómetros cuadrados de humedal, que forman parte de la reserva de la biosfera. Tierra de carboneros, de gente humilde y trabajadora.

A la zona de Santo Tomás en el mismo corazón del pantano, llegó un día el actor Manuel Porto, para filmar la novela “Cuando el agua regresa a la tierra”, con el personaje de Venturita. Pero él no se fue más, allí encontró el amor de pareja y la realización profesional. Entonces se dedicó a fundar una familia pequeña y una más grande, el conjunto artístico “Korimakao”.

Un nombre que bien describe las esencias mismas de este proyecto que desanda los pantanos multiplicando la cultura nacional. Dicen que antes los cenagueros eran nómadas por el crecimiento de las aguas y los que venían de otras partes del país le decían karimakaos, “Hombre con la casa a cuesta”.

Continuar leyendo


Miradas desde la superficie de “México”.

DSC00740

“México”, es sin dudas uno de esos tesoros que guarda con recelo en sus entrañas la Sierra de Cubitas. Este sistema cavernario, aun en exploración, es hasta el momento el más extenso y completo de la provincia.

Al visitante muestra además de las formaciones cársicas  y la fauna cavícola, un rico ecosistema en su superficie.

Lindas verdad

Lindas verdad

A su tiempo todo llega

A su tiempo todo llega

Entre las puntiagudas rocas se almacena el agua que cae del cielo

Entre las puntiagudas rocas se almacena el agua que cae del cielo

La belleza de lo inerte

La belleza de lo inerte

La humedad favorece la proliferación de distintos tipos de hongos

La humedad favorece la proliferación de distintos tipos de hongos

La hojarasca que encuentras al caminar

La hojarasca que encuentras al caminar

Renacer

Renacer


 

 


Votar por Chávez, es hacerlo por el futuro…

Este domingo siete de octubre, Cuba y Latinoamérica toda estarán pendientes de las elecciones en la hermana República Bolivariana de Venezuela.

Por eso Eudis y Luis, jóvenes venezolanos que estudian en la Universidad de Ciencias Pedagógicas “José Martí” de Camagüey, siguen por los medios de difusión masiva cada marcha, cada concentración de respaldo a su comandante Chávez.

Ellos también votarán mañana, lo harán junto a sus compatriotas en el consulado general de Venezuela en La Habana.

Luis Alfredo Quintero Ruiz, vive en el estado de Mérida y cursa la especialidad de Biología- Geografía, él
reconoce la relevancia del actual proceso en su país:

“Para nosotros estas elecciones han sido muy importantes y creo que va a ser una de las más importantes en esta década. Ya que no solo el destino de Venezuela se está jugando, sino el de Latinoamérica, por el papel que tiene mi país como parte del ALBA y recientemente como miembro del MERCOSUR.

Mecanismos de integración estos que han fortalecido el programa social en nuestra patria, muy diferente al paquete neoliberal que vende la oposición.

Razón por la que nosotros estamos de pie, como siempre, rodilla en tierra junto al Comandante. Este domingo pensamos salir como todos los venezolanos aquí en Cuba, e iremos a votar al consulado”.

Su compañero de estudio Eudis Yohan Molina, vive en Portuguesa y estudia el 5to año de la especialidad de Matemática- Física. Él  se reconoce chavista  “porque el trabajo de mi presidente se ve, no tanto para mí que me sé privilegiado por la posibilidad de tener una beca en el extranjero y que gracias a él voy a ser un profesional, sino que él ayuda a los pobres, a los que lo necesitan de verdad, sin discriminar a nadie”.

A los jóvenes de su país, en vísperas de las elecciones Eudis envía un mensaje:

“Le digo que si quieren una Venezuela mejor, si quieren un  buen futuro para ellos y para sus hijos, voten por Chávez”.