La bala del Guayabo camagüeyano

Leandro Armando Pérez PérezFoto: Leandro Pérez Pérez

Cuando se va rumbo a la región oriental del país, unos cinco kilómetros después de la entrada para Jimaguayú, muy cerca de la carretera central, se encuentra la comunidad El Guayabo, un pueblito potencialmente ganadero fundado en la década de los 80 y que no sobrepasa los 700 habitantes.

Ese es un asentamiento como tantos de los que nacieron después del tiunfo de la Revolución, con calles de tierras sanjadas por las lluvias, casas de piezas de prefabricado alineadas junto al camino, modestos jardines, escuelita rural, bodega, consultorio del médico de la familia y con un círculo social que es el escenario principal y único de fiestas y conmemoraciones, donde habita gente noble y trabajadora.

Fuera tal vez un lugar intrascendente si a la camagueyanísima Josefina Loret de Mola y a su esposo Arturo Artola Labrada no se les hubiera ocurrido en el año 1944 construir en su finca El Guayabo una fábrica de queso y mantequilla con un tanquezote en forma de bala que incentiva al imaginario popular y es un símbolo del lugar.

Los “guayabenses” cuantan del lugar múltiples historias, que si se hacían conservas o productos derivados de la leche; que si el nombre del asentamiento proviene de un guayabo que había en el patio; o que si una réplica de la bala en madera la encontraron enterrada en las inmediaciones. Lo que nadie se explica es como a Josefina y a Arturo se les antojó forma tan caprichosa para dar al tanque del agua.

Leydis Nieves Espinosa, hija amorosa de esas tierras, desde hace mucho compila la historia de estos parajes. “Yo era muy pequeña cuando mi padre, que trabajaba con los dueños, me traía a la fábrica. Ese sitio era lo más lindo que había por todo esto”.

Nos cuenta que la instalación poseía una capacidad de producción de 20 mil litros de leche, de donde salía mantequilla en laticas etiquetadas y quesos de hasta 100 libras. No sabe en qué año exactamente el negocio comenzó a ir muy mal. Los señores tuvieron que acudir a un norteamericano para que les hiciera un préstamo, e intentar así salir de la quiebra.

En el viaje a La Habana, donde cerrarían el negocio con el “gringo”, el gascar en el que viajaban impactó con un tren en las inmediaciones de Villa Clara. La repentina muerte les impidió cumplir su encomienda.

Comenta Leydis que “la heredera poco atendió el negocio de los padres y en 1957 cerró definitivamente la fábrica con todo el equipamiento dentro, neveras, descremadoras, etc… La infraestructura y los medios que tenía creo que no se supieron aprovechar luego del primero de enero de 1959 y se perdió tremenda oportudidad”.

De la fábrica solo quedan sus despojos convertidos en precarias vieviendas para unas 14 familias. Por suerte el tanquezote sobrevive a los años y sigue siendo el bienhechor que brinda agua a quienes la necesitan e historias para contar de la bala del Guayabo.

Anuncios

Acerca de leniacuba

Licenciada en Periodismo de la Universidad de Camagüey Ignacio Agramonte y Loynaz. Periodista del Sistema Informativo del ICRT en Camagüey yurislenia@rcagramonte.icrt.cu Ver todas las entradas de leniacuba

One response to “La bala del Guayabo camagüeyano

  • La bala del Guayabo camagüeyano | Blogalidad Camagüey

    […] Ese es un asentamiento como tantos de los que nacieron después del tiunfo de la Revolución, con calles de tierras sanjadas por las lluvias, casas de piezas de prefabricado alineadas junto al camino, modestos jardines, escuelita rural, bodega, consultorio del médico de la familia y con un círculo social que es el escenario principal y único de fiestas y conmemoraciones, donde habita gente noble y trabajadora.Ver + […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: