Archivo mensual: septiembre 2014

La bala del Guayabo camagüeyano

Leandro Armando Pérez PérezFoto: Leandro Pérez Pérez

Cuando se va rumbo a la región oriental del país, unos cinco kilómetros después de la entrada para Jimaguayú, muy cerca de la carretera central, se encuentra la comunidad El Guayabo, un pueblito potencialmente ganadero fundado en la década de los 80 y que no sobrepasa los 700 habitantes.

Ese es un asentamiento como tantos de los que nacieron después del tiunfo de la Revolución, con calles de tierras sanjadas por las lluvias, casas de piezas de prefabricado alineadas junto al camino, modestos jardines, escuelita rural, bodega, consultorio del médico de la familia y con un círculo social que es el escenario principal y único de fiestas y conmemoraciones, donde habita gente noble y trabajadora.

Fuera tal vez un lugar intrascendente si a la camagueyanísima Josefina Loret de Mola y a su esposo Arturo Artola Labrada no se les hubiera ocurrido en el año 1944 construir en su finca El Guayabo una fábrica de queso y mantequilla con un tanquezote en forma de bala que incentiva al imaginario popular y es un símbolo del lugar. Continuar leyendo

Anuncios

Nos conectamos

Leandro Armando Pérez PérezA veces me pregunto si esas ganas que no menguan de ir a las montañas y al mar tengan su explicación en tanta tierra llana que nos hace y rodea al Camagüey. Tal vez por eso cuando la Unión de Jóvenes Comunistas propuso la idea de hacer la “Conexión Necesaria”, un espacio de intercambio entre jóvenes, militantes o no, previo a su X Congreso, pensé rápidamente en irnos a “conectar” cerca del punto más alto de la provincia, en la Sierra de Cubitas. Continuar leyendo


¿Qué más podemos hacer por los antiterroristas cubanos presos en EEUU ?

images

Cuando se está lejos del hogar se extraña todo, el sorbo de café caliente en la mañana, los olores, los sonidos, la gente, las sonrisas, las sábanas calientes y /o acompañadas; aquellas cosas de la cotidianidad, a veces imperceptibles, que se convierten en excepcionales recuerdos. Qué difícil es estar lejos de los tuyos, y mucho más si falta la libertad, esa que poco se valora en tanto se posee, pero es añorada cuando se pierde.

Imagino entonces lo que pueden significar para los Cinco Héroes cubanos estos 16 años de injusta y arbitraria prisión en Estados Unidos, estos 5 844 días de distanciado encierro.

Presos están aún en cárceles de máxima seguridad en el imperio norteamericano Ramón, Antonio y Gerardo, acusados de atentar contra la seguridad nacional de ese país, cuando bien recordamos que estos agentes cubanos, junto a René y Fernando que ya cumplieron sus sanciones, lo que realizaban era un seguimiento a grupos violentos que desde Miami organizan y ejecutan acciones terroristas contra Cuba.

Los cargos de conspiración para cometer espionaje y conspiración para cometer asesinato conllevaron a tres de ellos a sentencias de cadenas perpetuas, convirtiéndose en las primeras personas en EEUU en recibir esa sanción en casos relacionados con espionaje, en los que no existió evidencia de obtención y transmisión de un solo documento secreto.

Las demanda realizada a la Corte de Apelaciones por la defensa del caso de Los Cinco logró que en el 2009 se anularan y modificaran la mayoría de las sentencias, exceptuando la de Gerardo Hernández Nordelo que fue ratificada en dos cadenas perpetuas más quince años.

Como último recurso legal dentro del sistema norteamericano en junio de 2010 fue presentada en la Corte Federal de Miami la apelación colateral, también conocida allá como Habeas Corpus, a nombre de Gerardo y que ponen al descubierto evidencias de que entre 1998 y 2001 la comunidad miamense recibió a través de la prensa un arsenal de propaganda pagada por el Gobierno para interferir en el proceso y persuadir al jurado.

Por la vía legal se puede decir categóricamente que se agotaron todos los recursos para lograr que estos hombres vuelvan a casa, solo queda lo que seamos capaces de hacer usted, aquél, aquella, yo, todos, en función de sensibilizar a la comunidad internacional con el caso y que se levante un solidario reclamo de libertad y justicia para ellos.

¿Qué más podemos hacer? porque 16 años es demasiado tiempo y no podemos dilatar esta situación ni un minuto más. Tenemos que explicarle al mundo, a los amigos de allá y acullá, que tres hermanos nuestros están tras las rejas injustamente y que a uno de ellos, Gerardo, si no hacemos algo pronto, no le alcanzará la vida para cumplir con la injusta condena que le impusieron.

Esta no puede ser una batalla solo de campañas o de los quinto días de cada mes, tiene que ser de todos los días, de prepararnos, de leer, de saber para explicarle a todos, a los becarios extranjeros que estudian en nuestras universidades y que una vez en sus países pueden multiplicar nuestro reclamo, a nuestros internacionalistas que están diseminados en múltiples latitudes y pueden compartir salud, educación, deporte, cultura y un mensaje de solidaridad con los Cinco.

Tenemos que utilizar todas las vías, las nuevas en internet como las redes sociales Twtter, facebook, youtube, los blog personales e institucionales, los correos electrónicos, y también las tradicionales, las de tinta y papel, la del volante que informa y la del verbo que persuade, para diseminar la verdad y explicarla.

La solidaridad es imprescindible para que Obama sepa que el mundo está pendiente de que la ley se cumpla, de que no de vilipendie más la justicia.

Aquí comparto con ustedes las direcciones de las prisiones donde se encuentran Tony, Gerardo y Ramón, para que les regalen sus letras, para que sepan que no están solos y que no nos cansaremos hasta que estén de vuelta. En esta causa, como dice Buena Fe, todo el mundo cuenta.

Antonio Guerrero Rodríguez
Reg. No: 58741-004Federal Correctional InstitutionP.O.Box 7007Marianna, FL 32447-7007

Gerardo Hernández Nordelo
# 58739U.S. Penitentiary-VictorvilleP.O. Box 5500Adelanto, CA 92301

Ramón Labañino Salazar
REG.#58734-004FEDERAL CORRECTIONAL INSTITUTIONPO. BOX 6001ASHLAND, KENTUCKY, 41105