Archivo mensual: agosto 2012

Corruptos en jaque

Sanciona el Tribunal Provincial Popular de Holguín a varios exdirectivos y exfuncionarios del Ministerio de la Industria Básica

La Sala Primera de lo Penal del Tribunal Provincial Popular de Holguín, después de valorar el amplio material probatorio practicado en el juicio oral celebrado en días recientes en esa ciudad, dictó sentencia, sancionando a varios exdirectivos y exfuncionarios del Ministerio de la Industria Básica y de la Empresa CUBANIQUEL por cometer delitos asociados a la corrupción durante el proceso de negociación, contratación y ejecución del Proyecto de expansión de la planta Pedro Soto Alba, ubicada en Moa, para la extracción, refinación y comercialización de níquel y cobalto.

Continuar leyendo


Un post resaca del Turquino

Este post, “me” se los debía, a ellas, a mis hermanas, en especial a la más pequeña, a la Miñi. Sé que nuestra amistad devenida en hermandad no es noticia y mucho menos que fuimos juntas al Turquino, porque las redes sociales por esos días de julio se lo hicieron saber a muchos de nuestros amigos.

AHORA, no después, tengo que aclarar, por mi salud e integridad física, que no estuvieron todas en la escalada, que falta mi gorda, la Gloria que se nos fue para la Capital de todos los cubanos y que nos desatiende de vez en cuando, falta Gelsy, guaimareña por amor y también falta mi Yuya, que de ella nunca hablo pero es la única hermana de sangre que mami y papi me regalaron y que igual tiene un lugar especial en mi vida.

Presentes estuvieron la Tunie (Nube de alivio) y Carmiña (La Mariposa Cubana), juntas, y lo digo literalmente, subimos 11 kilómetros de empinadas montañas y llegamos hasta nuestro Martí.

Recuerdo cuando comenzaron los preparativos para irnos de Turquinazo que Carmen afirmó que lo intentaría, aun con los serios problemas de salud que tiene. Muchos lo dudaron pero yo no, sabía que ella daría lo mejor de sí para llegar hasta el Maestro y eso me preocupaba mucho por sus condiciones físicas, aunque hasta ahora no se lo dije.

Ahora puedo decirles que tenía mucho miedo por ella, no por la Tunie que tiene un salud de hierro, pero después cuando llegó el momento de la subida, entonces temí por mí, porque sabía a lo que nos enfrentaríamos y dudaba si al tratar de seguir y acompañar el paso de la pequeña yo perdería mi ritmo y no lo conseguiría, hufffffffffff tremenda incertidumbre.

Comenzamos el ascenso y no nos separamos ni un instante, si Carmen se detenía lo hacíamos también, haaaa y Albertico (Super Cuba) que como todo un caballero nos acompaño y cargó la mochila de Carmen en el periplo de principio a fin.

Si se sentaba allí iba un poco de agua, un trago de leche, y el sermón mío, “ Vamos hay que seguir, no te demores mucho que se te enfría el cuerpo etc. etc. etc.”

Así, concentradas, María y yo en La Mariposa Cubana, les juro que no sentí el viaje y cuando llegamos a la cima del Turquino, uno de los muchachos nos fue a fotografiar y yo emocionada le di todo el crédito y el espacio a la verdadera heroína del viaje, Carmiña.

 


La magia de Santiago de Cuba.

Tan solo 24 horas duró el paseo por esta oriental provincia, pero fueron suficientes para que la magia de su gente y del paisaje y su calor, el más caribeño de toda la isla, dejaron un sabor cubanísimo en mis labios.

Dice La Mariposa Cubana que en Santiago hasta las piedras respiran Revolución, y creo que sí, en cada metro cuadrado de tierra hay un puñado de historia.

Santiago sigue siendo Santiago.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

 


La Mariposa Cubana como siempre, regalando travesuras.

La mariposa cubana

Lo vio desde lejos, y como niña chiquita dijo “el niño de la bota, yo quiero una foto ahí”, pero como Ley y  yo también lo somos, empezamos a buscar un rostro confiable para poner en sus manos la cámara fotográfica y hacernos una linda foto las tres juntas.

Encontramos el rostro, una señora de dulce sonrisa acepto nuestro pedido, pero nerviosa por la empresa y siendo la primera vez que lo hacía, no le dio tiempo suficiente a la Yuya para llegar a nuestro lado.

Dicen que soldado brindado muere reventado, pues a Yu, que se ofreció para explicarle cómo apretar el obturador, la cogió, o casi no la cogió, en el movimiento de llegar a nuestro lado. Ante el hecho y sin haber visto las imágenes, Ley no podía aguantar la risa y yo apretaba los dientes para no flaquear.

El segundo intento quedó mejor, ya las tres…

Ver la entrada original 13 palabras más