Para el año que viene

y para el año que viene...

y para el año que viene...

 

Hora a hora pasaron los días, los meses, y así se fue el año. El 2011 se despide y le da la bienvenida al 2012.

A estas jornadas de clausura las acompaña una frase ya popular “Vamos a ver como viene la cosa el próximo año” lo que se puede interpretar como: qué tal estará el transporte, la situación de la alimentación, la vivienda, la escuela, el trabajo, las relaciones interpersonales, en fin como viene la vida.

En los tonos de los interlocutores,  diferentes matices: los radicalmente pesimistas, que por suerte no son la mayoría, los incrédulos, los optimistas, los soñadores. Todos, cubanos que nos las agenciamos para vivir más o menos holgados el día a día.

Vivimos, con derechos y libertades en el amplio sentido de la palabra. No sobrevivimos, como muchos en no pocos países de este mundo que está de revés.

Con limitaciones es verdad, pero también con posibilidades de realizarnos profesional y humanamente. Negar las manchas sería una forma de quitarle brillo a la luz.

El 2012 tiene  que ser un año también de mucho trabajo y de seguir implementando todas las transformaciones en la vida social, económica y política que lleva a cabo el país.

Una de las principales tareas, misiones, retos o prioridades que llevará Cuba adelante en el próximo periodo, es la lucha contra la corrupción. Indicación dada por Raúl Castro en la clausura de la Asamblea Nacional del Poder Popular.

Según señaló el propio Raúl, “la corrupción es mucho más dañina para la Revolución que la actividad subversiva e injerencista del gobierno de los Estados Unidos y sus aliados dentro y fuera del país”

Hace falta, entonces, hacerlo bien, sin consignismos ni campañas, sin maratones; para que después no digan que los cubanos si no llegamos nos pasamos.

Este pueblo necesita creer en todos sus dirigentes, no solo en los de la generación histórica que se lo ganaron a fuerza de heroísmo y entrega, sino en los otros, en los que tal vez con menores cargos le hacen más daño con sus malos procedimientos y acomodamientos a la sociedad.

Confío en el futuro, porque confío en mi pueblo heroico y en los líderes de este país, los que sin titubeos llaman a los problemas por sus nombres. Sé que el 2012 será un buen año y que la cosa si va a mejorar.

Anuncios

Acerca de leniacuba

Licenciada en Periodismo de la Universidad de Camagüey Ignacio Agramonte y Loynaz. Periodista del Sistema Informativo del ICRT en Camagüey yurislenia@rcagramonte.icrt.cu Ver todas las entradas de leniacuba

2 responses to “Para el año que viene

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: